domingo, 11 de enero de 2015

ENTRAMOS EN 2015: ¡GRACIAS!

Queridas amigas y amigos queridos. Empieza un nuevo año, cerramos la campaña navideña y nos disponemos a recibir las novedades que las editoriales nos tienen preparadas.
Esta página ha intentado mejorarse, la librera ha buscado y solicitado, pero por ahora seguimos con el grupo de blogs asociados. Y como no queda otra, volvemos a la carga. Para empezar el año una carta de Año Nuevo agradeciendo y balanceando. Pronto más cositas.

Mensaje de Año Nuevo

Mañana del día nueve de enero de 2015. La librera que empieza nuevo año tras cerrar (no del todo, que faltan cuentas y papeleos) la campaña navideña, se sienta con media hora de tiempo para escribirles un mensaje de información, balance y agradecimiento, más o menos.

Ocho de la mañana del día nueve de enero de 2015 en La Laguna. Empieza un nuevo año para la Librería de Mujeres de Canarias, el quinto año al fin, y ya hemos tenido a dos autoras firmando: Esther Mendoza estuvo con nosotras y sus Instantes los días dos y cinco (los libros, siguen a disposición de las clientas y amigas) y Yanet Acosta nos trajo sus Noches sin sexo el día 3. Hoy, a las siete y media de la tarde, estará en nuestro pequeño espacio Carmen Cordero Amores mostrándonos su obra y debatiendo con nosotras.

Ocho y cuarto de la fría mañana (que alguien para el tiempo un ratito, por favor) del nueve de enero de 2015 en La Laguna. La librera que tiene que bajar en tranvía (media hora de lectura que se agradece) acelera el tecleo intentado hacer balance del año que quedó atrás y se le llena la cabeza de pedidos pendientes, albaranes por revisar, títulos por reponer. (Algún día la Librería tendrá un programa informático y la librera vaciará su cerebro, no sabe si para bien, o para). Es difícil lo del balance. El año 2014 ha sido un año cansado, un año lleno de complicaciones familiares, un año de angustias e incertidumbres. Pero ha sido, también, un año de consolidación, de pasos adelante, de crecimiento, de aprendizaje. Un año más, claro, y también un año distinto. Un año repleto de actividades y de libros, de apoyos y de soledades. Un año ya vivido (el pasado es lo que tiene) y, por eso, un año que se agradece (porque la vida, siempre, se agradece).

Por eso, y porque el reloj no se para, la librera se llena de gratitud y teclea lo más rápido que puede para nombrar (disculpen si alguien se queda en el tintero) a todas las personas, colectivos, instituciones, amigas, y más, que hicieron de 2014 un año especial. Y le agradece, dentro del ámbito profesional, del político, del personal a:

-las distribuidoras de libros (las grandes malditas) por esforzarse en hacer bien su trabajo, por buscar libros imposibles, por servir a tiempo (casi siempre). Gracias a Libros 7, gracias a Unicornio, gracias a Canary Book y gracias, muchísimas gracias, a Troquel Libros que nos ha ascendido de categoría y nos permite trabajar con novedades como si fuéramos grandes, nos envía galeradas para que leamos antes de, nos admite selecciones y, nos apoya. Gracias Diego. Gracias, Mario.

-las editoriales que nos envían sus libros, las que nos visitan, las que nos preguntan. Gracias a todo el Grupo Contexto (Impedimenta, Periférica, Sexto Piso, Asteroide, Nórdica) porque sus libros son la base de nuestro fondo literario. Gracias a Errata Naturae que siempre nos sorprende con su pulcritud (gracias, Irene Antón). Gracias a los chicos de Hoja de Lata que nos incluyen en sus promociones y nos ponen bandas (gracias Laura y Dani). Gracias a Minúscula porque su catálogo es la elegancia (gracias, Valeria). Gracias a Alpha Decay por sus pequeñas joyas (El dedo en la boca, sin ir más lejos) y a Demipage por su constancia (lean La ciudad invencible). Gracias a Contraseña que permanece con sus libros serenos e impecables (hay que leer todo lo que publican estos chicos y, sobre todo, hay que leer a Penelope Lively si no la conocen). Gracias a Horas y Horas porque sin la editorial feminista no seríamos nada. Gracias a Páginas de Espuma porque el cuento es necesario (gracias por la visita, Juan). Gracias a Siruela que nos ha traído Las Luminarias. Gracias, en fin, a todas las editoras y editores, que nos ofrecen buenas letras. (Se quedan muchas en el tintero, se quedan las especializadas en infantil que irán otro día, se quedan las que mi memoria no alcanza en este momento).

-las autoras y autores que nos visitan, nos envían obra, nos invitan a sus presentaciones o las realizan en nuestra Librería. Son tantas, tantos, que las teclas no me alcanzan. Dense, por favor, por agradecidas (y os).

-las componentas y componentos de nuestro Círculo de Lectura (gracias, Isa por tu inmensa labor) y de nuestros martes poéticos (mil gracias, amigo poeta Daniel Bernal).

-las libreras que nos soportan y aportan (que no todo es competencia). Gracias a las chicas de la Librería Mujeres (las decanas de Madrid) porque sin ellas no estaríamos aquí. Gracias a Heide Braun (la mejor librera de este país en mi humilde opinión) que nos envía sus jugosas cartitas y se ofrece como mula para traernos libros (siempre es un lujo verte unos minutos, Heide). Gracias a la Librería la Isla que nos ha prestado libros en la campaña navideña para servir bien a nuestras clientas (gracias Andrea, Marta, Rocío. Gracias Marita. Gracias Juan).

-las lectoras, los lectores, las personas que vienen con asiduidad, las que piden recomendaciones y vuelven para decirnos que hemos acertado, las que sonríen mientras esperan, las que nos llaman, las que nos empujan. Gracias a todas.

-los colectivos, asociaciones y plataformas feministas que nos informan, nos solicitan, nos apoyan.

-las artesanas que se acercan y nos dejan sus objetos para ponerlos a la venta.

-las amigas que no cejan.

Nueve de la mañana del nueve de enero de 2015. Hay que correr para coger el tranvía. Esta tarde hay presentación (no se olviden) y la librera necesita otro café.
Empieza un nuevo año de trabajo. Las editoriales ya envían su plan semestral. Las galeradas se amontonan sobre la mesa. La librera cansada sonríe. Sabe que será un buen año. Debe serlo porque está muy bien acompañada. 

A todas. A todos. Un millón de gracias.

Seguimos adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario