domingo, 14 de noviembre de 2010

ACTOS QUE DEJAN HUELLAS

Huellas, cicatrices, marcas, memoria... Todo en esta vida puede dejar, debe dejar pienso (cuando lo hago) señal en quien lo vive. Y probablemente todo tiene su estela; pero algunas cosas, algunos hechos, algunos momentos surcan más hondo, más claro, más rápido que otros. O así lo percibo yo. La semana que pasó, el lunes día 8 de noviembre, el del cumpleaños de un viejo amor, vinieron a la Librería de Mujeres de Canarias dos poetas de una isla que me vive dentro, Cuba, y su sola presencia me llenó de memoria incluso antes de que empezaran a compartir su voz. Y es que el lunes pasado, según lo previsto (que estamos muy odrdenaditas y previsoras) hablaron sobre Arte y compromiso Aitana Alberti y Álex Pausides, compañeros poetas que visitan nuestra isla para participar en el festival de literatura tres orillas y yo, desde el público, sentí que estaba viviendo un momento importante por varias razones que intentaré comunicarles probablemente desordenadas en este texto. Me sentí privilegiada y orgullosa sentada en una esquinita escuchando a Aitana Alberti y Álex Pausides mientras dentro se me abría un torbellino de emociones porque...
Porque Aitana Alberti es, bien lo saben, la única hija de Rafael Alberti y yo, tengo que confesarlo, siento muy dentro que "la marejada me tira del corazón".
Porque Aitana Alberti es, fácil se deduce, la única hija de María Teresa León, una mujer de belleza extrema cuya Rosa-Fría, patinadora de la luna fue uno de los libros que me regaló mi padre para acompañarme en la travesía oceánica que con él emprendí a mis doce añitos (no encuentro foto de la preciosa portada de aquella edición y por eso se libran).
Porque Aitana Alberti junto a Álex Pausides, sentados frente a nosotros, cansados de viaje y tiempo, sabios, me hicieron sentir hondamente protegida.
Porque ese día, salimos a manifestarnos contra las barbarides marroquíes contra el pueblo saharaui y cerramos la librería para gritar en la calle por un Sáhara libre, y los poetas nos acompañaron y la charla se inició a las nueve de la noche y no a las siete y media como estaba previsto (y es que la realidad supera la programación).


Porque las miradas de Álex y Aitana, sus voces, sus conocimientos de vida me hicieron sentir diminuta y privilegiada.
Porque desde ese día les he dado la lata sin cesar y me han atendido con abrazos. Porque quedan en la librería sus libros espléndidos, porque Álex debe estar llegando a La Habana a esta hora y quiero que sepa que su huella queda, porque Aitana me ha concedido el privilegio de dejarme dos libros magníficos de su madre para que los ponga a la venta, porque se me cuela en la radio la voz de Paco Ibáñez y me crece el deseo de galopar, porque a veces, algunas veces, la poesía vuelve a cambiarme la vida.
Y por eso, y por más, hago pública esta huella honda y tierna que me han labrado estos dos poetas ejemplares y les anuncio aquí que, desde mañana, estarán en la Librería de Mujeres de Canarias, dos libros de María Teresa León que no les será fácil encontrar en otras partes y que les reseño aquí y pondré (supongo) en las novedades de esta semana y que son: Contra viento y marea y Rodrigo Díaz de Vivar. El Cid Campeador.

Y por todo, y por más, les dejo aquí algunas fotos, pocas, de los poetas en nuestra librería y me despido por hoy que mañana es lunes y hay que trabajar. Más.

 
Como siempre agradecerles su paciencia, su apoyo, su presencia y recordarles (por la cuenta que me trae) que vendemos libritos, que nos los pueden pedir desde aquí, o por teléfono, o a gritos, y que procuraremos hacerlo bien, siempre.
¡Gracias!

2 comentarios:

  1. Has descrito una tarde magnífica y tengo poco, bien poco, que añadir... Ha sido una experiencia incomparable poder compartir con Aitana y Alex... eso sí, darte las gracias por hacerla posible y al tiempo desde aquí decir POR UN SÁHARA LIBRE Y EN PAZ!!!...

    ResponderEliminar
  2. Desde cualquier sitio gritaremos por un Sáhara libre y en paz, querida Beatriz. Gracias por el apoyo que brindas. Una abrazo,

    ResponderEliminar