martes, 20 de enero de 2015

LOS MÁS VENDIDOS DE NUESTRA NAVIDAD (2)

Seguimos intentando aprovechar el tiempo de soledad librera, seguimos contándoles los libros que más vendimos en las fiestas pasadas, las novelas que más nos gustaron, las que más salieron por nuestra puerta. Aquí van otros tres:

4. Matemos al tío, escrita por Rohan O'Grady y publicada en nuestro país por una de nuestras editoriales fetiche: Impedimenta.

Esta novela que con razón dicen de culto me hizo disfrutar de lo grande. Con ella me reí, me inquieté, me deleité, y... Con ella disfruté de cabo a rabo, desde la tremenda portada de Edward Gorey que la editorial sabiamente respetó hasta la última frase que algunas amigas no comparten.

Me parece un cuento delicioso, elaborado con una prosa cuidadísima y llena de un humor que quienes convivimos con tiernas criaturitas no podemos pasar por alto. Una novela que si no han leído deben leer y que si ya han saboreado deben tener en cuenta para regalar.

En la página de La cueva del erizo Mercedes Suero Fernández recomienda así (dedeen, que hay enlace).

5. El armario de la ginebra escrito por Leslie Jamison y editado por otra de nuestras editoriales predilectas: Sexto Piso.

Un texto sobre el alcohol, la marginalidad, el sufrimiento. Un texto que no siempre mantiene el tono pero que tiene fragmentos excepcionales y que refleja la vida con la crudeza que le corresponde. Un texto de autora joven que nos presenta tres mujeres (o más, el personaje de la abuela es importante) que toman caminos distintos ante la adversidad. Un texto que ha salido reseñado en Babelia (aquí) y al que merece la pena acercarse.

Un texto que me gustó (una siempre dispuesta a leer lo sórdido) y que tiene una protagonista joven cuya problemática me parece más interesante y más vivida que la de su tía alcohólica. Un texto que, en cualquier caso, debemos conocer (que las discusiones darán para mucho).


6. Tela de sevoya, escrito por Myriam Moscona y publicado por una editorial que no necesita presentación: Acantilado.

Una auténtica delicia de libro en todos los sentidos y para todos los sentidos. Ante ella pierdo la palabra porque la palabra que en ella se muestra es tan pura y tan bella (la autora es una gran poeta, claro) que solo puedo recomendar que la lean, al menos si la memoria y la palabra forman parte de sus vidas.

Aquí tienen una crítica que les cuenta y en la librería tienen los ejemplares que necesiten. No lo duden. Es, de verdad, una delicia.



Y ahora, de nuevo, hora de comer.


¡Tengan felices lecturas!

lunes, 12 de enero de 2015

LOS MÁS VENDIDOS DE NUESTRA NAVIDAD (1)

Pasó el solsticio de invierno, pasaron las fiestas del consumo, pasó el espasmo navideño, y toca reiniciar. Llegan ya las recomendaciones de la nueva temporada y queremos, antes, cerrar el ciclo y contarles cuáles han sido los libros más vendidos en esta pequeña librería durante el período invernal y cuáles no hemos podido vender como quisiéramos y por eso lo vamos a reintentar.

Los libros de ficción, las novelas de autoras,más vendidas en nuestro invierno han sido:

1.El mundo deslumbrante, escrita por Siri Hustvedt y publicado en nuestro país por Anagrama.

Esta ha sido nuestra novela más vendida porque la leímos y nos deslumbró, porque nos parece importante y necesaria. Porque es un novelón con una trama magnífica una prosa excepcional y un contenido que nos resuena.
Una novela que nos acompañará también en el 2015 (anímense si no la han leído ya) y de la que nuestra admiradísima Marta Sanz (no dejen de leer a esta escritora) escribió una reseña precisa y preciosa que aquí les enlazamos.

¡Gracias, Siri Hustvedt! ¡Gracias, Anagrama!

2. Sofía Petrovna. Una ciudadana ejemplar, escrita por Lidia Chukovskáia y publicada en España por Errata Naturae.

Esta novela que apenas dura una tarde de lectura es triste y realista como corresponde a una vida en Leningrado en la época del "padre Stalin". Y es serena, cruda y bella porque una magnífica escritora, una mujer inteligente y observadora, la concibió. 
No conocíamos a esta escritora, amiga de nuestra siempre admirada Anna Ajmátova, pero ya esperamos con ansiedad la correspondecia entre ella y la excelente poeta que Errata Naturae se dispone a publicar.
Aquí tienen una reseña externa de la obra. A nosotras solo nos queda recomendarles que la lean  (si no lo han hecho ya) y agradecerle a Errata Naturae la publicación de esta bella pieza.


3. Cómo aprendí a leer, escrita por Agnès Deserthe y publicada por Periférica.

Este texto autobiográfico que habla de escritura y de lectura, de cuerpos y de invasiones, de pensamiento y de sentimiento nos sorprendió y aunque nos resultó difícil recomendarlo (no es una novela al uso) estamos satisfechas de que esté entre nuestros más vendidos porque nos parece que sus reflexiones sobre las labores de traducción son más que pertinentes, porque las opiniones sobre grandes obras literarias (Madame Bovary, por poner un ejemplo) son arriesgadas e inteligentes, porque hay partes,fragmentos, que nos encandilaron.
Dice Chema Aniés, de la librería Anónima de Huesca, en la reseña que publicó en Los Libreros Recomiendan (aquí) que es un libro ágil emocionante. Nosotras le damos las gracias a Periférica por la publicación y recomendamos a quienes traducen o quieren hacerlo, a quienes alguna vez han deseado no leeer, a quienes piensan que se escribe (y se lee) desde el cuerpo, que se acerquen a este libro.


Es hora de abrir las puertas. En otro momento seguiremos recapitulando. Ahora toca atender a quienes vienen y hablan.

Felices lecturas




,

domingo, 11 de enero de 2015

ENTRAMOS EN 2015: ¡GRACIAS!

Queridas amigas y amigos queridos. Empieza un nuevo año, cerramos la campaña navideña y nos disponemos a recibir las novedades que las editoriales nos tienen preparadas.
Esta página ha intentado mejorarse, la librera ha buscado y solicitado, pero por ahora seguimos con el grupo de blogs asociados. Y como no queda otra, volvemos a la carga. Para empezar el año una carta de Año Nuevo agradeciendo y balanceando. Pronto más cositas.

Mensaje de Año Nuevo

Mañana del día nueve de enero de 2015. La librera que empieza nuevo año tras cerrar (no del todo, que faltan cuentas y papeleos) la campaña navideña, se sienta con media hora de tiempo para escribirles un mensaje de información, balance y agradecimiento, más o menos.

Ocho de la mañana del día nueve de enero de 2015 en La Laguna. Empieza un nuevo año para la Librería de Mujeres de Canarias, el quinto año al fin, y ya hemos tenido a dos autoras firmando: Esther Mendoza estuvo con nosotras y sus Instantes los días dos y cinco (los libros, siguen a disposición de las clientas y amigas) y Yanet Acosta nos trajo sus Noches sin sexo el día 3. Hoy, a las siete y media de la tarde, estará en nuestro pequeño espacio Carmen Cordero Amores mostrándonos su obra y debatiendo con nosotras.

Ocho y cuarto de la fría mañana (que alguien para el tiempo un ratito, por favor) del nueve de enero de 2015 en La Laguna. La librera que tiene que bajar en tranvía (media hora de lectura que se agradece) acelera el tecleo intentado hacer balance del año que quedó atrás y se le llena la cabeza de pedidos pendientes, albaranes por revisar, títulos por reponer. (Algún día la Librería tendrá un programa informático y la librera vaciará su cerebro, no sabe si para bien, o para). Es difícil lo del balance. El año 2014 ha sido un año cansado, un año lleno de complicaciones familiares, un año de angustias e incertidumbres. Pero ha sido, también, un año de consolidación, de pasos adelante, de crecimiento, de aprendizaje. Un año más, claro, y también un año distinto. Un año repleto de actividades y de libros, de apoyos y de soledades. Un año ya vivido (el pasado es lo que tiene) y, por eso, un año que se agradece (porque la vida, siempre, se agradece).

Por eso, y porque el reloj no se para, la librera se llena de gratitud y teclea lo más rápido que puede para nombrar (disculpen si alguien se queda en el tintero) a todas las personas, colectivos, instituciones, amigas, y más, que hicieron de 2014 un año especial. Y le agradece, dentro del ámbito profesional, del político, del personal a:

-las distribuidoras de libros (las grandes malditas) por esforzarse en hacer bien su trabajo, por buscar libros imposibles, por servir a tiempo (casi siempre). Gracias a Libros 7, gracias a Unicornio, gracias a Canary Book y gracias, muchísimas gracias, a Troquel Libros que nos ha ascendido de categoría y nos permite trabajar con novedades como si fuéramos grandes, nos envía galeradas para que leamos antes de, nos admite selecciones y, nos apoya. Gracias Diego. Gracias, Mario.

-las editoriales que nos envían sus libros, las que nos visitan, las que nos preguntan. Gracias a todo el Grupo Contexto (Impedimenta, Periférica, Sexto Piso, Asteroide, Nórdica) porque sus libros son la base de nuestro fondo literario. Gracias a Errata Naturae que siempre nos sorprende con su pulcritud (gracias, Irene Antón). Gracias a los chicos de Hoja de Lata que nos incluyen en sus promociones y nos ponen bandas (gracias Laura y Dani). Gracias a Minúscula porque su catálogo es la elegancia (gracias, Valeria). Gracias a Alpha Decay por sus pequeñas joyas (El dedo en la boca, sin ir más lejos) y a Demipage por su constancia (lean La ciudad invencible). Gracias a Contraseña que permanece con sus libros serenos e impecables (hay que leer todo lo que publican estos chicos y, sobre todo, hay que leer a Penelope Lively si no la conocen). Gracias a Horas y Horas porque sin la editorial feminista no seríamos nada. Gracias a Páginas de Espuma porque el cuento es necesario (gracias por la visita, Juan). Gracias a Siruela que nos ha traído Las Luminarias. Gracias, en fin, a todas las editoras y editores, que nos ofrecen buenas letras. (Se quedan muchas en el tintero, se quedan las especializadas en infantil que irán otro día, se quedan las que mi memoria no alcanza en este momento).

-las autoras y autores que nos visitan, nos envían obra, nos invitan a sus presentaciones o las realizan en nuestra Librería. Son tantas, tantos, que las teclas no me alcanzan. Dense, por favor, por agradecidas (y os).

-las componentas y componentos de nuestro Círculo de Lectura (gracias, Isa por tu inmensa labor) y de nuestros martes poéticos (mil gracias, amigo poeta Daniel Bernal).

-las libreras que nos soportan y aportan (que no todo es competencia). Gracias a las chicas de la Librería Mujeres (las decanas de Madrid) porque sin ellas no estaríamos aquí. Gracias a Heide Braun (la mejor librera de este país en mi humilde opinión) que nos envía sus jugosas cartitas y se ofrece como mula para traernos libros (siempre es un lujo verte unos minutos, Heide). Gracias a la Librería la Isla que nos ha prestado libros en la campaña navideña para servir bien a nuestras clientas (gracias Andrea, Marta, Rocío. Gracias Marita. Gracias Juan).

-las lectoras, los lectores, las personas que vienen con asiduidad, las que piden recomendaciones y vuelven para decirnos que hemos acertado, las que sonríen mientras esperan, las que nos llaman, las que nos empujan. Gracias a todas.

-los colectivos, asociaciones y plataformas feministas que nos informan, nos solicitan, nos apoyan.

-las artesanas que se acercan y nos dejan sus objetos para ponerlos a la venta.

-las amigas que no cejan.

Nueve de la mañana del nueve de enero de 2015. Hay que correr para coger el tranvía. Esta tarde hay presentación (no se olviden) y la librera necesita otro café.
Empieza un nuevo año de trabajo. Las editoriales ya envían su plan semestral. Las galeradas se amontonan sobre la mesa. La librera cansada sonríe. Sabe que será un buen año. Debe serlo porque está muy bien acompañada. 

A todas. A todos. Un millón de gracias.

Seguimos adelante.

miércoles, 2 de julio de 2014

FIESTA

Julio de 2014. Contra todo pronóstico la Librería de Mujeres que abrió sus puertas en Santa Cruz de Tenerife el año 2010, sigue abierta. Fue un día 6 de julio cuando este espacio se abrió por primera vez al público (aquí tienen una reseña llena de fotos que nos hizo el amigo artista Juan Yanes) y queremos celebrar el aniversario haciendo fiesta este domingo (ya saben, ahora los primeros domingos de cada vez se abren los comercios para crear un espejismo que a alguien debe convenir). Y queremos más, porque estamos orgullosas y empoderadas, porque somos muchas las que hemos logrado que este espacio siga en pie, que esté cada vez más lleno de buenos libros, que pasen por aquí artistas locales y foráneos, que, en definitiva, una pequeña empresa feminista sea posible en esta pequeña capital de isla. Y, por eso, porque somos muchas y diversas, nos planteamos todo un verano de fiesta que empieza el viernes y cuya programación más inmediata consiste en:


viernes 4 de julio, desde las cinco de la tarde la librería abre llena de joyas. Bueno, llena de joyas está siempre, pero esta vez a las literarias hay que sumarle las que diseña y elabora Carla Real, joven joyera que nos
sorprenderá con sus creaciones. Las joyas estarán expuestas para su venta hasta el viernes 11 pero si vienen el día 4 tendrán ocasión de charlar con la artista, conocer los materiales y el proceso de elaboración y, por supuesto, tomarse alguna copita para seguir celebrando.


Venga, pongo otra foto de unos gemelos de plata que me encantan.


Y, seguimos...


El mismo viernes, 4 de julio, a las ocho de la noche, se presenta el libro de poemas Las estaciones del cuerpo, escrito por Paula Fuentes Soto y publicado por Editorial Uno.

El libro será presentado por Coriolano González Montañez y en su interior hay bellísimas fotografías y poemas de este porte:

"93
Escala la montaña con tu lengua, no pierdas tu ruta, deja que mi respiración te indique el camino.

Y cuando llegues a la cima, corónala con tus dientes, muerde cada gemido con tus dedos, aprisionando mis latidos." (p.121)




El sábado 5 de julio, a las siete de la tarde, se presenta el libro Galaxias, que recoge textos de autrxs africanxs, americanxs y europexs. En la presentación del libro estarán lxs poetas amigxs Antonio Arroyo, Roberto Cabrera, Aquiles García, Isabel Guerra y Olga Luis Rivero, acompañadxs de quienes vengan y del buen vino que estos días no puede faltar.




Y, por fin, el domingo 6 de julio: FIESTA, qué fantástica fantástica esta fiesta, etcétera, etcétera.

Fiesta de 4º aniversario de la Librería de Mujeres de Canarias.
 ¡Toma ya!

La fiesta consistirá,  claro está, en celebrar. Y para eso abriremos la librería a las 12 del mediodía y estaremos hasta las 9 de la noche. Desde las doce tendremos el vino y las cervecitas listas (la bebida corre a cargo de la casa, la comida a cargo de quienes vengan a compartir). A las seis de la tarde haremos una subasta con los maravillosos cuadros que nos ha regalado (sí, regalado) la amiga pintora Rosa Albert (¡gracias, Rosa!). Y durante todo el día estaremos sorteando libros entre las personas que hayan comprado algo esta semana o el mismo domingo (vamos, que quienes compraron ayer, compren hoy, mañana, pasado... tendrán un numerito y el domingo regalo seguro).

Y la semana que viene seguimos porque estamos de fiesta






miércoles, 7 de agosto de 2013

AUTORAS IMPRESCINDIBLES: DACIA MARAINI

En el artículo anterior les comentaba la intención de esta librera de ofrecerles nombres de autoras que considera de imprescindible lectura para cualquier persona que se quiera medianamente culta en lecturas. Les decía, también, y lo repito, que es una intención utópica porque son demasiadas las autoras imprescindibles y muy corta la vida, porque siempre se escapan culturas y tiempos y porque una no es especialista en literaturas. Sin embargo, continúo en el empeño de contribuir, aunque sea un fisquito, a que consolidemos nuestras genealogías (lo decía nuestra querida Virginia y me temo que un siglo después seguimos casi en las mismas) y nos hagamos deudoras de las mujeres escritoras que nos han nombrado. 

Me planteé hacer una lista con algún tipo de lógica aceptada: orden temporal, agrupación por lenguas, o cualquier otra. Y finalmente desistí y me lanzo a proponerles autoras que considero obligatorio leer en el orden que mis lecturas y mis sentires me van dictando. Digamos que es un orden a salto de mata, un desorden que refleja las ganas de contagiarles el amor por aquellas a quienes amo, un caos.

En la entrada anterior les proponía la lectura de Edith Wharton. Hoy quiero, porque me fascina, proponerles que se acerquen a Dacia Maraini (sobre su nombre tienen enlazada una entrevista realizada este año que me parece fundamental).

Dacia Maraini (aquí el inevitable enlace a wikipedia) nació en Fiesole el 13 de noviembre de 1936 y sigue viva y activa de pensamiento y creación. Sobre su vida hasta hoy pueden encontrar numerosas referencias en la red y en las enciclopedias. Leyendo sabrán que pasó su infancia en un campo de concentración en Japón donde conoció el hambre que escribió en un extraordinario libro poético. Descubrirán que es una creadora capaz en múltiples géneros literarios: poesía, dramaturgia, guión, novela. Y, también,  que fue pareja de Alberto Moravia y gran amiga de Pier Paolo Pasolini con el que colaboró en algunos de sus magníficos guiones cinematográficos (Las Mil y Una Noches, sin ir más lejos). Además, verán que es una mujer políticamente comprometida, que no tiene pelos en la lengua a la hora de hablar de Berlusconi (no merece la pena el enlace), ni de la mafia, ni de la pobreza, ni de la opresión de las mujeres.

Pero todas esas cosas (y muchas más) las pueden encontrar en cualquier sitio y yo quiero contarles por qué la considero de lectura imprescindible, por qué me tiene fascinada además de por su evidente belleza, por qué leerla me parece un placer inmenso y creo, en consecuencia, que hay que leerla.

Les cuento:

Me adentré en la lectura de Bagheria, un exquisito libro de Dacia Maraini editado por minúscula, gracias a la recomendación de su editora, Valeria Bergalli (recomendación que nunca agradeceré lo suficiente). El libro me dejó boquiabierta por su prosa precisa y serena y lo recomendé aquí. Después, claro está, me puse a investigar a la autora y me enfadé profundamente por no haber tenido su nombre incorporado antes. Me cabreé (permítanme la expresión) porque descubrí que había visto películas con guiones suyas (La historia de Piera, por ejemplo) que me habían marcado, y sin embargo no había retenido su nombre. Me cuestioné, porque no se me olvida el nombre de Alberto Moravia, pero sí el de ella. Me sublevé porque sentí que algún filtro sigue funcionando y hace que los conozcamos más a ellos, los admiremos más, los reconozcamos más. Y entonces seguí leyendo. Y leyendo y leyendo me adentré en un conjunto de cuentos publicados por Galaxia Gutenberg, Amor robado (no dejen de leer el enlace, porque merece la pena), lleno de mujeres luchadoras que toda feminista, que toda mujer, debería leer. 

Y lee que te lee llegué al libro que ven a la izquierda y del que muy pronto (espero) les pondré una reseñita en nuestra página de novedades. Es una novela bellísima, en la que con una prosa admirable Maraini nos cuenta la vida (pero es una novela, de verdad verdad) de una antepasada suya, Marianna Ucrìa, que vivió en Sicilia en el siglo XVIII. La vida de una mujer noble, inteligente, bella y sordomuda. Y junto a su vida la de todo un pueblo, la de una isla sometida a la barbarie de la Santísima Inquisición, la de una población pobre y embrutecida, la de las pugnas entre nobleza y burguesía, la de las niñas abusadas, la de los muertos por desnutrición, la de las monjas enclaustradas por decisión familiar. La vida de un tiempo no tan lejano que se nos hace visible con palabras precisas para cada detalle, cada olor, cada paisaje.

Una novela en cuya contraportada se lee:

Sicilia, primera mitad del siglo XVIII. Mientras en Europa se imponen las ideas de la Ilustración, en Palermo Marianna Ucrìa, hija de una familia noble, está destinada al matrimonio o a la clausura, como todas sus primas y hermanas. Los matrimonios y la vida monacal tienen que servir a los intereses de los Ucrìa, que se van emparentando de este modo con las grandes familias palermitanas.

Pero Marianna es sordomuda y para comunicarse debe aprender a expresarse a través de la escritura. A los trece años la casan con un tío suyo, hermano de la madre, y trae al mundo hijos, como de ella se espera, pero su vida sólo se enriquece gracias a la lectura. Así logra conocer el mundo más allá de los estrechos confines en que la encierra su cotidianidad.

A pesar de todo, Marianna conocerá el verdadero amor y su actitud provocará el escándalo. Es ésta la historia de una mujer extraordinaria, antepasada de Dacia Maraini, que sabe afrontar la vida con valentía y pasión en un  universo fastuoso en las entrañas del cual reinan sin embargo la sordidez y la mezquindad.

Queridas lectoras. Lectores queridos. No lo duden: ¡hay que leer a esta mujer!

domingo, 14 de julio de 2013

AUTORAS IMPRESCINDIBLES: EDITH WHARTON

Hace unas semanas, tal vez un mes, una amiga que forma parte de uno de los más sólidos grupos de lectura de esta isla me comentaba, incómoda, que aunque el grupo está formado exclusivamente, y casualmente, por mujeres, son muy pocos los libros de autoras que leen y analizan. Tras el comentario surgió la petición de que desde la librería les propusiera lecturas de "calidad equiparable a la masculina" de escritoras de cualquier lugar y época: ¡tantísimas!
Tengo plena conciencia de que la labor excede con mucho mis conocimientos y mi capacidad. Pero no quiero dejar el guante en el suelo sin intentar, al menos, ofrecer una pequeña aportación indicándoles algunas autoras que leo y cuya calidad literaria me parece incuestionable. Por eso inicio este nuevo apartado de autoras imprescindibles, esperando que se animen a leerlas, y que aporten, ustedes que leen, todas las referencias y recomendaciones que consideren pertinentes.
Y empezamos, hoy, con Edith Wharton, simplemente porque ayer tuve el placer de leerme El día del entierro.


Edith Wharton, la señora que ven a la izquierda, nació en Nueva York el 24 de enero de 1862 y murió en Sant-Brice-sous-Fôret (Francia) el 11 de agosto de 1937. Su biografía pueden consultarla en la wikipedia (vergüenza debería darme citar una fuente así), aquí, y aquí, y en muchísimas otras páginas y libros. Leyendo sobre ella sabrán que se casó, y se divorció, que tuvo un amante bisexual, que también ella amó a algunas mujeres (la irresistible Mercedes Acosta, por ejemplo), que viajó con frecuencia a Europa y se estableció definitivamente en Francia en 1907, que nació en una familia rica, que trabajó con la Cruz Roja durante la Gran Guerra. Descubrirán, navegando por estas redes que se enmarañan, que escribió numerosas novelas, relatos y también poemas, que fue la primera mujer en recibir el Premio Pulitzer (en 1920, por La edad de la inocencia), que fue también la primera Doctora Honoris Causa de la Universidad de Yale, que fue miembra de la Academia Americana de las Artes y las Letras y la primera en recibir la medalla de oro del Instituto Nacional de las Artes y las Letras de Estados Unidos. Leerán, además, que fue discípula, amiga, y admiradora admirada de Henry James. Y que Francis Scott Fitzgerald, Jean Cocteau y Ernest Hemingway se codeaban con ella. Pueden descubrir, por si fuera poco, que mantuvo correspondencia con Joseph Conrad y que este, según se lee en sus cartas, la admiraba profesionalmente. Y todo dará igual, porque a Edith Wharton, como a tantas otras, hay que leerla.

Hay que leerla porque escribió La edad de la inocencia, La casa de la alegría, Ethan Frome, Francia combatiente, Encanto y compañía, y muchas obras más. Hay que leerla porque no debemos prescindir de La solterona, porque quienes leemos nos veremos obligadas a reírnos hasta de nosotras con Xingú, porque Las hermanas Bunner nos sorprenderá. Leerla porque nos gusta leer y disfrutar, porque sus relatos breves son piezas magistrales, porque El día del entierro nos dará una sobremesa magnífica. 
Hay que leerla porque las mejores páginas de reseñas de nuestro país la recomiendan (la tormenta en un vaso, la Librería de Javier, Revista de libros, El placer de la lectura, Anika entre libros y muchas, muchas más).

Les contaba al iniciar esta entrada que me solicitaron como librera que proponga autoras para leer en un grupo de lectura. Y que el empeño es complejo e inmenso. Pero ya empecé. No he leído todo lo de Edith Wharton, no soy especialista en ella ni en ninguna otra, pero he disfrutado con Las hermanas Bunner, con Xingú, con Encanto y compañía, con La casa de la alegría, con Ethan Frome y con El día del entierro. Y por eso estoy convencida de que debemos leerla, tenemos que leerla, es importante leerla. Y podemos elegir una pequeña pieza, o un relato para un momento de sobremesa. O un novelón para ocupar la semana. Da igual, porque la cuestión es, en cualquier caso, leer así que, queridas Atalantas, queridas lectoras, amigas apasionadas de las letras, no se olviden: ¡hay que leer a Edith Wharton!






domingo, 16 de junio de 2013

LETRAS HISPÁNICAS

En una librería diminuta como la nuestra, una de las formas de mostrar lo que hay dentro es a través de los escaparates. Por eso procuramos cambiar cada diez o quince días nuestra vidriera esperando que quienes pasean miren y decidan curiosear dentro. Por eso vamos a iniciar, en la página, una sección dedicada a lo que ponemos tras el cristal, para que también puedan verlo en las redes, mirar y preguntar.

Empezamos con el escaparate que teníamos puesto la semana pasada. Un escaparate dedicado a la colección Letras Hispánicas, de la editorial Cátedra. Es una de esas colecciones que nos acompaña hace mucho tiempo, tanto que están celebrando su 40 aniversario, y en la que se han publicado algunas de las mejores obras de la literatura escrita en nuestra lengua en cualquier tiempo y lugar.

Les dejamos algunas fotos y las, los invitamos, a acercarse por la librería porque podrán encontrar todos los libros de autoras publicados en la colección. Y eso quiere decir que encontrar a Ana María Matute y a Sor Juana Inés de la Cruz, a Rosario Castellano y Carmen Martín Gaite, a Gloria Fuertes y a María Zambrano, a   Emilia Pardo Bazán y a muchas, muchísimas más.




¡¡Felicidades, Letras Hispánicas!!